Clasificación y Seriación

¿Cuántas veces les ha ocurrido la siguiente escena en casa?:
Mami está limpiando un closet y aparece una bolsa con muchos tipos de botones y lo primero que piensa es en botarlos…
Papá está limpiando la caja de herramientas y tiene desordenados todos los clavos y tornillos y cuando los va a utilizar pierde tiempo buscando el tamaño correcto…
O cada vez que llegamos del supermercado cansados del día, colocamos en la despensa todos los potes sin pensar en ningún orden…

Son situaciones que nos pueden molestar, pero debemos verlas como minutos llenos de CALIDAD para compartir con nuestros hijos y enseñarles conceptos de importancia para el desarrollo de su pensamiento lógico.

¿Cómo puede algo tan cotidiano brindar una oportunidad de aprendizaje? Simplemente, pidiéndoles a los pequeñitos de la casa que por favor agrupe los botones por color, o que separe los clavos de los tornillos para después sentarnos a colocarlos en potecitos por tamaño; también pueden organizar la alacena por tipos o tamaños de los envases. Con estas simples actividades les brindamos la oportunidad que comiencen a manejar los conceptos de Clasificación y Seriación los cuales serán pilares para la noción del número.

Clasificación

La actividad concreta de agrupar o separar por semejanzas y diferencias los objetos según criterios cualitativos o cuantitativos.

 

Si le preguntamos a la persona que realizó la clasificación anterior nos va a responder que consideró la característica de forma, pero a lo mejor usted lo hubiera clasificado por tamaño o por color… como puede darse cuenta usted con su hijo y un grupo de objetos de uso diario pueden jugar a clasificarlos y sub-clasificarlos, hasta llevarlos a grupos más pequeños o específicos tomando en cuenta más de una característica.

Seriación

Se aplica cuando establecemos relaciones entre los diferentes elementos, seriándolos ascendente o descendentemente.

 

Lo primero que se debe tener en cuenta son los materiales: Los elementos a seriar deben pertenecer a una misma clase y diferenciarse en función al criterio que se defina para seriar, tamaño, grosor, utilidad, función, etcétera, se jerarquiza en niveles y grados.

Debemos preguntarle a nuestros hijos “cómo desea ordenar”: tamaño, grosor, etc.? Algunas de las preguntas pueden ser:


  • ¿Puedes ordenar….desde el más grande hasta el más pequeño? (y viceversa).

  • Invitar al niño a que señale los tamaños con preguntas como:

———¿Cuál es el más grande?

———¿Cuál es el más pequeño?


  • Ordena desde el más oscuro hasta el más claro

Es difícil que un niño que no logra clasificar y seriar pueda entender qué es “cantidad”, es decir comprender dónde hay más y dónde hay menos. Tampoco puede tener la noción de número, series ordenadas de símbolos que representan cantidades.